Redes sociales

Subscribirse a nuestro boletín de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para recibir las últimas noticias, eventos y ofertas sobre nuestros productos. Tu dirección de correo electrónico no será revelada a nadie.

Pónte en contacto con nosotros!

La reserva ha sido enviado correctamente, nos pondremos en contacto contigo pronto!

Por un emocionante inicio

18 marzo 18:50

Comenzar una nueva etapa escribiendo se convierte en un reto, más aún cuando la realidad de esta época tiene a una gran cantidad de seguidores de la comida o “Foodies”; como les gusta que se les llame a ese gran número de personas, que van registrando en tiempo real sus andares por los establecimientos dedicados a los alimentos y bebidas. Nótese que no hablo de restaurantes, porque estos fanáticos de la movida gastronómica opinan con propiedad desde el puesto de empanadas hasta el restaurante más encopetado.

 

La democratización de estos amantes de la gastronomía ha puesto en aprietos a más de un restaurante o establecimiento dedicado a servir comida, porque de acuerdo a la opinión personal ellos califican el servicio, la comida o cualquier otro aspecto, llegando a convertirse en un factor a tenerse en cuenta hoy en día. En épocas pasadas se hablaba que un cliente insatisfecho podría comentar su mala experiencia a siete personas; hoy un cliente molesto puede llegar a tantos seguidores o amigos como tenga en Twiter o Facebook

 

¿Por qué toco este tema? Porque es muy difícil con la multitud de gustos y pareceres lograr que todos estén de acuerdo, lo que les parece a algunos que un plato está muy picante, para otros está en el punto óptimo, los que para algunos puede ser buen servicio, para otros puede ser excesivo. Así que es muy importante tener unas reglas claras, las cuales les voy a enumerar y poner a consideración, reglas que usaré cuando me refiera a algún sitio o marca.

 

1. Deberán ir mínimo dos veces al negocio para poder determinar la consistencia y buen servicio del sitio a comentar; no solamente se debe considerar la idea de una única visita, ya que se pueden hacer pre juicios o encontrarse con un mal día del negocio.

 

2. La visita al restaurante deberá hacerse en compañía y como mínimo con una persona del sexo opuesto, para poder disfrutar de una buena compañía y por razones de percepción los parámetros de medición son distintos en sexos opuestos y permiten una mayor imparcialidad.

 

3. La visita deberá efectuarse de incognito y efectuando el pago para evitar atenciones que puedan influir en el comentario final.

 

4. Deberán realizarse análisis detallados de todos los aspectos del restaurante; tales como, ambiente, servicio, comida, carta de vinos, postres entre otros. (Por supuesto los que apliquen)

 

5. Deberá hacerse una descripción detallada de los platos, teniendo en cuenta la descripción del mesero o el chef y los ingredientes que realmente encontramos en nuestra degustación.

 

6. Las sugerencias del chef deberán ser acogidas, para poder determinar el nivel de estas y concluir si son realmente la oportunidad de disfrutar una experiencia gastronómica o un gancho comercial.

 

7. Revisar la dotación, aspectos como la calidad de los manteles, vajilla, cristalería, cubertería, entre otros y resaltarlos o criticarlos.

 

8. Valorar los servicios adicionales como valet parking, internet inalámbrico, parqueadero, menú infantil, entre otros.

 

9. Verificar el servicio al cliente, tomando en cuenta aspectos como diligencia, tiempo de respuesta, adecuado protocolo de atención y manejo de situaciones adversas.

 

10. Revisar y comparar los precios del restaurante con negocios de similar calidad y ambiente, para poder determinar si los precios son adecuados, o están por encima o por debajo del promedio.

 

Espero poderlos deleitar e informar contáctense a través del Twitter @buena_mesa

Comentarios...

 

Enviar
Publicidad